El carisma es un regalo especial y una gracia particular de Dios que invita a los miembros de una congregación religiosa dada o de un instituto dado, para vivir su vida consagrada. Cada orden religiosa tiene su propio carisma con el cual contribuye con la Iglesia, a su manera, a la evangelización, con miras al establecimiento del Reino de Dios. El carisma determina, por tanto, la misión.

Así el carisma de un Voluntas Dei es:

 

mission 01 es

¿Para qué?

  • Para crear la paz en Jesucristo
  • Para crear la fraternidad en Jesucristo

¿Cómo? A través

  • De la mística de los 5-5-5
  • Del equipo
  • De lo positivo
  • Del momento presente
  • Del contacto cristiano

El carisma del Instituto invita a nuestros miembros a participar, como la Virgen María, en la misión de Jesús, quien vino al mundo para hacer la voluntad del Padre. Como María, los Voluntas Dei renuevan su “sí” cotidianamente en un espíritu de abandono a Dios.


Cada día, esta misión es vivida en la realidad del momento presente y en pleno mundo. En las relaciones humanas y en las actividades cotidianas, nuestros miembros están llamados a ser los instrumentos de Cristo.

Cualquiera que sea la situación, un espíritu misionero debe animar a los miembros del Instituto, puesto que su esfera de actividad llega a ser el lugar donde deben ser testigos, es decir, en todas partes donde Cristo tiene sus derechos. Así, ellos están llamados a sembrar la paz, a revelar una auténtica vida fraterna y a descubrir la solidaridad con los que viven.

>>> INITIO